En la categoría | Animales, Mamíferos

¿Por qué el león es el rey de la selva si vive en la sabana y es más pequeño que el tigre?

Bookmark/FavoritesShare

p_azul_tigre_leon_2

¿Por qué el león es el rey de la selva si vive en la sabana y es más pequeño que el tigre? Esta fue la pregunta que esta mañana me hizo Martín, quien además insistió en que el tigre es más grande que el león y no entendía bien por qué el título de “rey de la selva” lo tiene este último. Yo le prometí  una explicación que resultara satisfactoria para él y para mi mismo.

Martín, lo primero que encontré probablemente tu ya lo sabes:  tanto el león como el tigre son mamíferos carnívoros pertenecientes a la familia de los félidos, es decir a aquel grupo de animales que tiene garras retráctiles, dientes caninos desarrollados y molares cortantes, oído agudo y excelente vista. Otros miembros de esta misma familia son el lince, el jaguar, el leopardo y el puma.  “Garras retráctiles” significa que las puede exponer o sacar para cazar y guardar o esconder, por ejemplo, para caminar o correr.

El león, cuyo nombre científico es panthera leo, mide unos dos metros de longitud, pesa entre  150 y 250 kg., tiene un cuerpo robusto, pelaje corto y liso de color pardo-ocre, hocico ancho, ojos pequeños y una cola larga terminada en un penacho de pelos. Sus extremidades son gruesas, fuertes y más desarrolladas que las de otros felinos. La cabeza y el cuello del macho luce majestuosa cubierta por una frondosa y larga melena. Y, tal como dijiste, es el segundo felino más grande del mundo, después del tigre.

En otros tiempos el león vivió a lo largo del continente africano, en Oriente Próximo e incluso en Europa, pero actualmente vive en estado salvaje solamente en algunas regiones de África: en Sudán, Kenia y Tanzania; al Oeste, hasta el Congo, y en gran parte de África oriental, al sur del Sahara, hasta el Senegal y Gambia; en Chad y en la República Centroafricana.

Tal vez el título de “rey de la selva” provenga de propia apariencia, pero también de su comportamiento social y de sus costumbres de dieta y caza.

El león prefiere vivir en lugares abiertos como las llanuras con escasa vegetación, los bosques de árboles pequeños, las planicies áridas y secas, y las regiones desiertas y desoladas.

Este es el único felino que vive en manadas en donde se impone con un poder absoluto, así como sobre el resto de su cadena alimenticia. Las hembras se ocupan de cazar y criar a los cachorros, mientras que los machos normalmente patrullan y defienden el territorio, aunque eventualmente participan en la caza cuando la presa es un animal grande, como un búfalo africano.

En el momento de la caza pueden alcanzar velocidades de hasta 56 kilómetros por hora (km/h), pero no pueden sostener esta velocidad por mucho tiempo, razón por la cual suelen acercarse sigilosamente a su presa, a menos de treinta metros, antes de emprender la carrera hasta alcanzar sus cuartos traseros, tumbarla al piso y clavarle en la garganta sus letales colmillos de hasta ocho centímetros de longitud.

Su dieta consiste principalmente de mamíferos grandes, como ñus, cebras, búfalos, hipopótamos, rinocerontes, jirafas, elefantes jóvenes, impalas, gacelas, caballos y jabalís.
A la hora de comer, es muy común que haya riñas y peleas entre los miembros de la manada, pero siempre es el macho dominante el primero en comer, seguido por las hembras adultas y los jóvenes, y para el final quedan los cachorros.

p_azul_tigre_leon_4

El tigre (Panthera tigris), por otra parte, es el felino más grande del mundo.  Su tamaño y otras características varían de una subespecie a otra pero de forma general puede decirse que en estado salvaje los machos tienen un peso de entre 100 y 306 kg, y una longitud de entre 2,10 y 3,30 metros incluyendo la cola (el tigre de mayor tamaño es el tigre de Amur).  Las hembras son mucho más pequeñas que los machos.

La mayoría de los tigres tienen un pelaje color naranja (aunque algunos son de color casi blanco), un área intermedia en el vientre de color blancuzco y rayas sobre el lomo que varían entre el color marrón oscuro y el negro. El macho tiene más rayas que la hembra y usualmente tienen menos de 100 rayas. La forma en que están dispuestas las rayas (el patrón) es como una especia de huella dactilar: cada tigre tiene su propio diseño. El tigre se caracteriza por su enorme agilidad, su aguda visión nocturna y su condición de excelente nadador, que inclusive le permite sorprender y cazar a sus presas en el agua.

En estado salvaje el tigre habita solamente en el continente asiático. El tigre de Bengala, la subespecie más numerosa, vive en India, Bangladesh, Bután, Birmania y Nepal. Es una especie en vías de extinción.

A diferencia del león, que como vimos antes suele vivir en manadas, el tigre es un animal solitario y muy territorial, que generalmente habita bosques densos, aunque también vive en áreas abiertas, como sabanas.

p_azul_tigre_leon_3

Los tigres adultos se caracterizan porque defienden ferozmente su territorio. Las tigresas pueden tener un territorio de 20 km², mientras que los machos llegan a cubrir un área de 80 km², aunque en este tema existen variaciones dependiendo de la subespecie.

Los tigres machos pueden permitir la entrada de varias hembras a su territorio, hasta el punto de compartir una presa e incluso alimentarse después que la hembra (en el caso del león, ocurre exactamente todo lo contrario, pues es el macho dominante el primero en alimentarse); pero no toleran la entrada de otros tigres machos en su territorio. Debido a su naturaleza agresiva, los conflictos territoriales entre tigres son extremadamente violentos.

Si el león es considerado el “rey de la selva” por su comportamiento social y sus costumbres de dieta y caza, el tigre puede calificarse como el “rey de la caza” dado la eficacia de su método de caza.

A pesar de su gran tamaño, los tigres pueden alcanzar velocidades de hasta 72 km/h, que junto a su peso cumplen una función decisiva durante la caza. Al igual que el león, el rugido del tigre produce un efecto paralizante en sus víctimas como resultado del miedo que infunde. Como aquél, utiliza sus músculos y su propio peso para sostener y derribar a sus presas, especialmente si es grande, para luego morderles el cuello rompiendo la médula espinal o perforando la tráquea, y produciendo una muerte casi inmediata.

Los tigres adultos pueden dar saltos de hasta 5 metros de altura o de hasta 10 metros de longitud, lo que los convierte en uno de los mamíferos que más alto pueden saltar (superado solo por el puma).  Las garras del tigre (que suelen medir alrededor de 7,5 cm de largo), combinadas con la fuerza que puede utilizar para golpear, lo hacen capaz de matar a un rumiante adulto (imagínate una vaca) con un sólo golpe.

Normalmente los tigres cazan grandes mamíferos herbívoros, como los ciervos Sambar, los cerdos salvajes (jabalí), gaures, búfalos acuáticos y ganado doméstico, aunque no desprecian presas más pequeñas como monos, pavos reales, liebres e incluso peces. Pueden llegar a dar muerte a otros grandes depredadores, como cánidos (perros, lobos, zorros, coyotes), leopardos, pitones u osos. Raramente se enfrenta con otros grandes depredadores como los cocodrilos adultos o los osos pardos. Y ocasionalmente puede atacar a elefantes y rinocerontes jóvenes aislados de sus propias manadas.

Los tigres viejos o heridos tienden a atacar al ganado doméstico e inclusive al ser humano.  En algunas regiones estos encuentros se producen porque el crecimiento de los poblados humanos se sobrepone con los territorios de caza de los tigres.

Existen algunas variaciones o cruces de león y tigre, aunque la mayoría de ellas se han producido con animales en cautiverio. El ligre, por ejemplo, es el resultado del cruce entre un león macho y una tigresa. Poseen características físicas y del comportamiento de ambos padres. Sin embargo, suelen crecer mucho más que cualquiera de los dos padres. Los ligres machos son estériles, pero los ligres femeninos generalmente son fértiles.

p_azul_tigre_leon

En síntesis, Martín, pareciera que el león es el “rey de la selva” por su porte majestuoso, por el temor que inspira su rugido, por su imponente melena; pero también por su capacidad para dominar a la manada dentro de una vida social compleja y por ser el mayor depredador dentro de su cadena alimenticia.  En sentido estricto, actualmente el león no habita las selvas tropicales sino que prefiere lugares abiertos como las sabanas africanas. El tigre, en cambio, es un animal solitario y territorial, que habita tanto las selvas tropicales de la India como parajes desolados de Rusia, y es más grande, más ágil y mejor cazador que el león, razón por la cual algunos lo llaman, válidamente, el “rey de la caza”.

Por último, existen otras razones para que el león sea considerado el “rey de la selva” relacionadas con la representación que se formó de él el ser humano desde la Edad Media y que asociaba al león con los reyes, por su valor, su coraje y su bravura. Pero me parece que esa vertiente de la explicación se sale del marco que quiero ofrecerte en este momento.

Te gustó este artículo? Ahora puedes hacer al menos una de las siguientes cosas:

  1. Dejar un comentario con tu opinión sobre el artículo
  2. Regresar al principio del artículo y debajo del título dále un click a like en Facebook y haz click en “Post in Facebook”. O haz click en Share/save y luego publícalo en tu Facebook.
  3. Visitar nuestro Facebook dando click en el ícono de “visita nuestro F” que se encuentra a la derecha del artículo. Una vez allí dále un like.

También puedes continuar en:

Visita el índice de animales para leer más artículos relacionados

Hacer un comentario

  • Lo más visto
  • Lo último
  • Comentarios
  • Etiquetas
  • Suscríbete
Advertise Here

Nuestras fotos en Flickr - Ver todas las fotos

@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com@ ProyectoAzul.com